Descargar

Autor: Ángel Ruiz

Reseña: Tal vez parezca extraño pero, en los últimos años, es posible encontrar de manera persistente ideas y conceptos planteados o elaborados o reconstruidos por el italiano Antonio Gramsci sobre política, filosofía y asuntos culturales. Asuntos como los de “consenso” y “hegemonía” civiles versus “coerción”, unidad del “bloque histórico”, papel decisivo de las “superestructuras” culturales, los intelectuales como clase articuladora del orden social, abundan en la literatura política y social, y, en muchos casos, es posible detectar una filiación directa o indirecta con los conceptos de Gramsci. Con el colapso, implosión, del mundo soviético, y la depreciación estrepitosa del marxismo, muchos intelectuales y políticos asociados antes a la izquierda han buscado en Gramsci una tabla teórica de salvación.

Tal vez parezca extraño pero, en los últimos años, es posible encontrar de manera persistente ideas y conceptos planteados o elaborados o reconstruidos por el italiano Antonio Gramsci sobre política, filosofía y asuntos culturales. Asuntos como los de “consenso” y “hegemonía” civiles versus “coerción”, unidad del “bloque histórico”, papel decisivo de las “superestructuras” culturales, los intelectuales como clase articuladora del orden social, abundan en la literatura política y social, y, en muchos casos, es posible detectar una filiación directa o indirecta con los conceptos de Gramsci. Con el colapso, implosión, del mundo soviético, y la depreciación estrepitosa del marxismo, muchos intelectuales y políticos asociados antes a la izquierda han buscado en Gramsci una tabla teórica de salvación.